AMLO: ¡Nuestro amado Presidente!

En una oficina con olor a historia AMLO abre su corazón a México. Tres súper moneros como interlocutores en una charla de amigos, de compas que desde sus trincheras han sabido sortear las olas del sistema neoliberal. Por eso hay identidad y entendimiento, porque han caminado en el mismo bando desde hace muchos años.

Todos en la mesa enfrentaron al priismo enquistado en el poder y al recalcitrante panismo. Afuera de la oficina, un cilindrero hace sonar una pieza que completa el cuadro. AMLO no puede ocultar su grandeza, ni su sapiencia.

Es un gigante que le habla al pueblo en su propio lenguaje, el lenguaje de los pobres, de los obreros, campesinos y mineros, de los hombres y mujeres que a diario se parten la espalda para llevar pan a su mesa. Habla para los maestros, los académicos, los que gozan leyendo un libro, los que se informan, los mexicanos que han llenado el zócalo al llamado del gran lider. Los que enfrentan a los oligopolios, los que saben de lucha. Los ricos, los afromexicanos, los indigenas, todos los que caben en el corazón del presidente.

Porque en México no hemos conocido un lider mas noble y benevolente que AMLO. Engarzando la historia con sus anhelos, nos muestra su andar en el sinuoso camino de la democratización del gobierno.

Estaba tan lejano e imposible el logro de que el pueblo ganara pacíficamente que muchos claudicaron en el camino, pero fue otro hombre humilde y sencillo quien como Juarez llegó a la silla presidencial con su astucia, entrega e inteligencia.

Los ojos bondadosos de nuestro presidente muestran el gusto de hablar del pueblo y darnos sus enseñanzas como gran tesoro de vida.

Entre experiencias, anécdotas, capitulo históricos, personajes de nuestra lucha mexicana contra los opresores, no va llevando de la mano para descubrir paso a paso nuestra esencia, nuestro andar, nuestro camino a seguir como pueblo que busca un mundo mejor.

Nos enseña la urgente necesidad de tener fortaleza, de ser perseverantes para poder alcanzar las metas.

Concientiza al pueblo de su enorme valor como nación: “Las transformaciones solo se pueden hacer con el pueblo”; “Lo primero es el pueblo”.

Sus palabras dejan en evidencia que nos deja la estafeta. Tenemos el compromiso de cuidar su legado, y continuar avanzando hasta lograr erradicar la corrupción, hasta logran una patria justa y totalmente equitativa. Hombres y mujeres, todos somos iguales socialmente. Todos somos pueblo!

Nos enseña también que para lograr la transformación, debes enfrentar al poder económico.

“Se puede triunfar sin los medios, pero no en contra de los medios” expresó y agregó: eso es para “triunfar, llegar; pero si quieres transformar, tienes que enfrentarlos”.

“Porque no es el medio de comunicación el negocio, es el mecanismo para lograr la obtención de negocios” aseveró.

AMLO expresó que ha recibido humillaciones. Pero su mente puesta en una causa sublime, como es el bien del pueblo, le hace tener una coraza de resistencia emocional que lo protegen de todo tipo de negatividad.

Otra enseñanza de vida que nos comparte es tener autoridad moral. Que es parte del escudo para enfrentar adversidades políticas y sociales.

Le preguntan sobre las alianzas que a muchos en el país les han levantado ampolla. Su respuesta fue lógica y de altura. Denotando la experiencia que solo la tienen los que han recorrido el camino de la política.

“Optar entre inconvenientes; si tienes que optar entre principios y eficacia, no hay que dudar por escoger los principios; se debe equilibrar”

“Es como la pasión y la razón, que también es política. No se puede hacer todo con pasión, pero tampoco puedes ser frío.

Nos esclarece que estando a ese nivel de mandato, a veces debes escoger lo que no te satisface en tu interior, pero es por bien de las mayorías.

Hace una critica al oportunismo y la falta de convicciones. Dejando manifiesta esta enseñanza para el pueblo entero. Y como lección desde el gobierno nos dice: Ser consecuente es lo ideal.

Nos hace sentir confianza en la continuidad de un proyecto impulsado por él. Nos enseña el camino a seguir: La revolución de las conciencias, en lo cual ya se ha avanzado. Agregando que no debe quedar en una vanguardia, sino colectivizar la concientización. Nos enseña de la mística que todo político debe tener.

El sentirse superiores por tener amplia y elevada trayectoria no te exime de la obligación de atender al pueblo y hacer todo lo necesario para alcanzar el bienestar para todos.

Generar en el pueblo el cambio de mentalidad es parte de su obra, ya que el pensamiento incrustado por el neoliberalismo es el clasismo, el racismo y con ellos surgen los fifís y los minifaraones que abundan en los partidos y en la sociedad misma, sin importar la clase social.

AMLO nos muestra con su ejemplo, no es un hombre de alardes. Cada palabra expresada la ha experimentado y comprobado en su largo y sinuoso camino de lucha.

Cumplió como mexicano y como humano. Nos dió más de lo que cualquier político haya dado. Lo vamos a extrañar, le vamos a llorar, pero nos ha dejado una semilla que no puede sucumbir a las adversidades de nuestro país.

Solo nos resta hacer crecer su legado, de lo contrario traicionaríamos su proyecto, que finalmente, fue el proyecto del pueblo. ¡AMLO ESTARÁ POR SIEMPRE EN NUESTROS CORAZONES! ¡¡VIVA AMLO!! ¡¡VIVA MEXICO!

Un agradecimiento a los 3 grandes moneros por esta significativa entrevista.

Hacemos comunicación al servicio de la Nación y si así no lo hiciéramos, que el chat nos lo demande.

Salir de la versión móvil