Sigue siendo un buen negocio para Alito y Marko: en 2023, PRI, PAN y PRD, recibieron más de 5 mil 337 mdp de parte del INE

Hace unas horas un grupo de militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) renunciaron al tricolor, entre ellos los senadores Miguel Ángel Osorio Chong, Claudia Ruiz-Massieu Salinas y Eruviel Ávila. dejando ver una seria ruptura en el interior del partido, además de que acusaron que si actual líder nacional, Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas, de la crisis que vive el órgano político. 

Sin embargo el PRI sigue siendo un jugoso negocio para sus líderes, que entre más bajas registren, entre menos personas tendrán que repartir los multimillonarios presupuestos que el Instituto Nacional Electoral les entrega en prerrogativas y para financiar sus campañas, como las que se disputaron hace unas semanas en Coahuila y el Estado de México. 

Tan solo para este año 2023, el INE autorizó al tricolor la cantidad de 1 mil 079 millones 140 mil 147 pesos en prerrogativas para sus actividades habituales, que van desde comités hasta propaganda en radio y televisión. 

Para las elecciones de 2023, pese a ser solo en dos entidades, el tricolor de Alito Moreno obtuvo la nada despreciable cantidad de 1 mil 128 millones 573 mil 169 pesos para sus candidatos en común con el PAN y el PRD, mientras que estos dos últimos partidos también se beneficiaron del presupuesto público. 

Va por México recibe más de 5 mil 300 millones de pesos por parte del INE

Alianza de la derecha recibió en 2023 más de 2 mil 604 millones 846 mil pesos sumando los 1,101 millones Acción Nacional; 1,079 millones del PRI y 424 mdp del PRD. 

En cuanto al proceso electoral de 2023, los tres partidos del ahora llamado Frente Amplio por México juntaron la cantidad de 2 mil 733 millones de pesos para impulsar sus candidaturas en Coahuila y Estado de México. 

En total, en lo que va del 2023, la alianza de la derecha aglutina más de 5 mil 337 millones de pesos solo con el dinero que el INE les entrega del presupuesto, dejando de lado las cantidades que podŕian serles otorgadas por privados o que bien se sabe, desvían del erario público mediante los funcionarios que aún conservan algún cargo.  

Te puede interesar:

Salir de la versión móvil